¡Cuidado! … semáforo en rojo

Si el lector de este blog es de Madrid o sus alrededores, puede ser víctima del sistema “foto-rojo”; invento éste de los ayuntamientos, no sólo el de la capital sino de otros importantes municipios que sirve para engrosar las arcas municipales aumentado la recaudación por multas de tráfico. Precisamente en días pasados se hacía eco la prensa de la intención del Ayuntamiento de Madrid de colocar nuevos dispositivos que fotografían a los vehículos que se saltan el semáforo en rojo. Lo curioso de la noticia radica en que son numerosas las resoluciones judiciales que se han pronunciado contra el sistema, por ser poco fiables las cámaras que toman las fotografías al no estar sometidas a ningún control de metrología ( como exige el artículo 70.2 de la Ley de Seguridad Vial) , lo que por el contrario sí ocurre con las cámaras de los radares de las carreteras, o por ejemplo el “etilómetro”, ese aparatito en el que habrá soplado si ha sido sometido alguna vez a un control de alcoholemia ( alguna sentencia absolutoria se ha obtenido por no acreditar que el aparato hubiese pasado por las revisiones reglamentarias).

“La princesa esta triste…que tendrá la princesa…”

“La princesa esta triste…que tendrá la princesa…”.Como ya comentamos al inicio del mediático juicio en el que por primera vez en la historia se sienta en el banquillo una Infanta de España, entre las cuestiones previas que han planteado las partes, se alegó por la defensa de la infanta la llamada “doctrina Botín”. Recordemos que la aplicación de esta doctrina suponía el sobreseimiento  libre y archivo de la causa penal contra la Infanta, ya que tan sólo existe acusación por el Sindicato de Funcionarios Manos Limpias, que es quien ejercita dicha acción popular, mientras que ni Ministerio Fiscal, ni el Abogado del Estado ejercita acusación contra ella, y en aplicación de la citada doctrina, procedería estimar la falta de legitimación de la acusación popular.  Pues bien, la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca ya ha resuelto sobre su aplicación y en Auto de fecha 29 de enero de 2016 establece:

¿HACIENDA SOMOS TODOS?

Recientemente escuchábamos, en un juicio bastante mediático, que “hacienda somos todos” es simplemente un eslogan publicitario, dicha afirmación sigue a día de hoy retumbando en mi conciencia como si de eco se tratase, pero claro, yo, persona creyente donde las haya, y que por regla general confió en que la gente no engaña por sistema siempre creí y creo que los eslóganes publicitarios, creados por profesionales publicistas, eran una frase directa, atractiva, concreta que evita abstracciones y que se relaciona directamente con el producto que se quiere vender o con el mensaje que se nos quiere transmitir, así lo creo cuando veo los spots publicitarios de la dirección general de tráfico, los cuales son tremendamente realistas, por otro lado realidad que pese a no suceder continuamente se da y eso es lo que el publicista en ese momento quiere transmitir el realismo y la crudeza que suponen las conductas inadecuadas al volante.

Rebajas y hurtos, el poder de lo ajeno

Cuidado empresarios, comienza la época más deseada del año, es período de rebajas y con ello comienza la picaresca y los pequeños hurtos en centros comerciales están en auge y sí constituyen delito, así que absténgase a realizarlos y en el caso de haber sucumbido al poder de lo ajeno, ejercite su derecho de defensa lo más adecuadamente posible, puesto que si es condenado tendrá antecedentes penales en el Ministerio de Justicia o si es el propietario de los bienes sustraídos ejercite las acciones penales y civiles que le puedan corresponder conforme a Derecho.

El tiro por la culata…

¡ Nos ha salido el tiro por la culata….!. En estos días en más de una entidad bancaría, deben de haber pronunciado la expresión y deben de estar no preocupados sino muy preocupados.   Un sentencia muy reciente del Tribunal Supremo, tan reciente que todavía está caliente ( de 28 de octubre de 2015) ha venido a pronunciarse sobre los conocidos como créditos o tarjetas “revolving”. A lo mejor por este nombre no le suena pero seguro, que sí no usted, alguno de sus conocidos ha contratado uno de esos créditos o tarjetas, dirigidas a los consumidores para facilitarles pequeños prestamos y que se diferencian de las de crédito convencionales en que la devolución de la cantidad prestada se realiza a través de pagos aplazados, pudiendo el cliente puede escoger si pagar un porcentaje de la deuda, mínimo mensual, o una cuota fija.

La Pantoja en libertad

Segunda parte de nuestro post la Pantoja en prisión, que ahora reeditamos, cuando la famosa tonadillera ingresó voluntariamente en el Centro Penitenciario de Alcalá de Guadaíra, nos hicimos eco de ello, fue una noticia que a todos nos impactó. Pues a pesar de que la pena no superaba los dos años, y es habitual conceder el beneficio de su cumplimiento en libertad provisional, la Audiencia Provincial de Málaga decidió que la condena de Dña Isabel Pantoja fuera ejemplarizante, y trasmitir a la sociedad  que una conducta tan grave no puede quedar impune.

Reforma nacionalidad

Para sorpresa y exasperación de algunos, el 15 de octubre de 2015 entro en vigor la Ley 19/2015 de 13 de julio, de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil, que en su disposición final séptima regula el nuevo y ya no gratuito procedimiento para la adquisición de la nacionalidad española por residencia. Cuya novedad en síntesis es que la persona que solicite la nacionalidad española deberá acreditar el grado de integración en la misma mediante la superación de dos pruebas y con el correspondiente pago de las tasas, regulado en la reciente resolución del 10 de noviembre de 2015, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, por la que se dictan normas sobre la gestión y el pago de la tasa por la presentación de solicitudes en procedimientos de nacionalidad, como podéis ver Aquí

Todos tenemos derecho a que nos dejen tranquilos

Todos tenemos derecho a que nos dejen tranquilos, sí así como lo oye. Y usted pensara…¡Yo no conocía ese derecho!.

El “derecho a que nos dejen tranquilos”, es una manifestación más, de otro derecho, el derecho a la intimidad, y se manifiesta en varias esferas del ser humano. Hoy no referiremos al derecho al descanso, a que se respeten nuestros periodos de sueño frente ruidos, música alta y estridentes voces, … lo que denominamos en derecho, “ inmisiones acústicas”.