Crónica de tribunales

Comenzábamos la semana con una actividad frenética en los tribunales. Tras una larga instrucción y después de muchos meses se daba comienzo al juicio por el asesinato de la niña Asunta Basterra; el primer tema polémico surgió, con la mera designación del jurado compuesto finalmente por cinco hombres y cuatro mujeres, recordemos que ya el pasado mes de junio hubo de suspenderse la celebración del juicio ante la falta de candidatos para formar el jurado.

Inversores extranjeros “españoles”

Queridos lectores, hasta hace relativamente poco tiempo, nuestra normativa legal no preveía de una forma eficaz y especifica un procedimiento de actuación para la admisión y residencia de los grandes inversores extranjeros en España, y la existente resultaba deficiente, por lo que ante la ausencia del mismo y ante las miles de trabas y restricciones que se les imponía a los inversores extranjeros que pretendían obtener un visado de residencia, muchos de ellos insatisfechos y frustrados en su intento de residir legalmente en territorio español, decidían sencillamente declinar su intento y expandirse a otros mercados europeos.

La Vuelta al Cole: estrenamos nuevo año judicial

Tras un merecido descanso, en estos primeros días de mes del septiembre, vamos retomando nuestra habitual actividad y con ello este blog. Es la ¡vuelta al cole!. En nuestro caso, con la apertura de un nuevo año judicial 2015-2016, que como el escolar comienza en septiembre. Su Majestad el Rey Felipe VI, acompañado de las más altas jerarquías y representantes del Poder Judicial, procederá mañana a su apertura en el Tribunal Supremo.

Pero, ¿Qué nos espera o qué debemos esperar en este nuevo año judicial?

Concurso de persona física, ¿es realmente una segunda oportunidad?

¿Qué es un concurso de persona natural? Se trata de un proceso judicial instado por un particular que o bien se encuentra en estado de insolvencia o bien prevé que próximamente no podrá afrontar sus pagos, con el fin de reestructurar su deuda obteniendo de forma inmediata la paralización de pagos y ejecuciones en curso. Hasta el momento, a la finalización del concurso, la persona física concursada continuaba siendo responsable del pago de los créditos no satisfechos y sus acreedores podían iniciar ejecuciones judiciales.